¿Qué tanto importa la Empatía durante la Docencia?

Durante muchos años se ha venido hablando acerca de la empatía, en lo que consiste y su relevancia para los diversos aspectos de la vida. No obstante, realmente son pocas las personas quienes realmente la aplican.

La cualidad de ser empático no es más que la capacidad de sentirse estar en el lugar de la otra persona, a fin de entender lo que está sintiendo y sentir como propias sus emociones. Esto es de gran importancia para obtener un desarrollo personal y una gran vida plena.

De esto recientemente se han descubierto sus grandes y abundantes beneficios en el entorno académico. Por ello, a continuación explicaremos brevemente los beneficios académicos de esto.

Importancia de la empatía en el entorno académico

Con la aplicación de la empatía nos es posible básicamente “leer” o analizar a la personas y entender de una mejor forma como estas personas se sienten ante un evento o situación en particular. Esto, es especialmente indispensable en los docentes, quienes deben convivir con otros para instruirlos.

Los docentes que cuentan con una gran empatía para con sus estudiantes, van a tener una mejor capacidad para analizar a sus alumnos más allá de sus calificaciones. Solo bastará con mirar el rostro de los estudiantes, o analizar su comportamiento para ello.

De acuerdo a un estudio reciente, esto es de gran utilidad para brindar una educación que sea realmente de calidad. La empatía es considerada la clave del éxito para con los estudiantes, debido a que genera un gran ambiente durante el desarrollo de las clases.

Con ella también los estudiantes logran desarrollar mejores capacidades. Esto les lleva a obtener mejores calificaciones y mejor retención de la memoria. De hecho, según estudios, es considerado más importante una cualidad de empatía en el docente que imparte la clase, que los materiales educativos.

Además, esto es incluso más importante que el ambiente donde se dictan las clases a los alumnos.

El arcaico tipo de habitación

La idea tradicional que se tiene de la educación, es decir con maestros implacables y estrictos, hasta hoy es algo obsoleta. Actualmente los profesores deben ser más sensibles y con un compromiso mayor por hacer más sencilla la vida académica de sus estudiantes, brindando un ambiente ameno.

De hecho, según estudios de la Universidad de Finlandia Oriental, se ha determinado que en las últimas décadas el ambiente de los salones de clases ha cambiado para bien. Se ha demostrado que este cambio ha demostrado ser beneficioso para fomentar la seguridad y la máxima capacidad de los alumnos.

Esto lo podemos observar en Finlandia, el cual es un país líder en la innovación educativa y quienes han salido mejor posicionados en los resultados académicos. Este de hecho dispone de los mejores sistemas educativos en el mundo.

Este estudio en el país aseguró que la empatía de los docentes es considerada indispensable para la excelente formación académica de los estudiantes. Esto no es solo en los primeros años de educación, sino igualmente hasta la universitaria.

Una actitud de empatía en los docentes es de gran relevancia para brindar a los pequeños comprensión e inclusión para con sus compañeros y ayudarles a comprender lo que necesiten. Esta cualidad en ellos les brinda motivación a los pupilos, lo que les incentiva a mejorar sus habilidades académicas.

Un profesor empático

Para que un profesor sea empático, este debe ser un referente para la formación de los que serán los próximos líderes. Para ello, es su deber el desarrollo de diversas herramientas tales como:

  • Aprender el nombre de sus pupilos
  • Conocer a sus pupilos
  • Recordar detalles acerca de los chicos, tales como sus gustos

Esto les ayuda a los pequeños a sentirse bien al ayudarles a sentirse importantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *